Versículo para hoy:

domingo, 21 de diciembre de 2014

Encuentro con Jesús - El joven rico

Encuentros con Jesús - El hombre ciego

Encuentros con Jesús - El hombre pequeño

21 de diciembre - BENDITO ADVENIMIENTO

Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. Lucas 2:11-12.

Mira la gloria de nuestro Señor Jesucristo, ¡incluso en su estado de humillación! Nació de padres humildes que lo acostaron en un pesebre y lo envolvieron en pañales y, sin embargo, se conmocionaron los principados y los poderes de los lugares celestiales. Primero, un ángel desciende a proclamar el advenimiento del recién nacido Rey y de pronto se le une una multitud de seres celestiales que cantan y dan gloria a Dios. La conmoción no se limitó a los espíritus de arriba, porque en los cielos que cuelgan por encima de esta tierra hay agitación. Se selecciona a una estrella en nombre de todas las estrellas. A la estrella se le da la misión de esperar en el Señor, de ser su heraldo para hombres que venían de lejos, su guía para llevarlos a su presencia y su guardaespaldas para velar su cuna.

La tierra también está conmovida. Los pastores han venido a dar el homenaje de los sencillos; con todo amor y gozo se inclinan delante del niño misterioso y después de ellos, desde lejos viene la flor y nata de su generación, las mentes más estudiosas de la época. Llegan por fin, luego de un viaje largo y difícil, los representantes de los gentiles. Mira, los reyes de Seba y Sabá ofrecen regalos: oro, incienso y mirra. Hombres sabios, los líderes de sus pueblos, se inclinan delante de él y rinden homenaje al Hijo de Dios.

A través de la Biblia en un año: Miqueas 1-3

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

sábado, 20 de diciembre de 2014

20 de diciembre - BELLEZA DE LAS CENIZAS

Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada. Santiago 1:2-4.

¿Sabes que Dios tiene bellezas en todas partes del mundo y que tiene bellezas por cada experiencia? Hay vistas desde la cima de los Alpes que no pueden verse desde ningún otro lugar. Sí, pero hay bellezas que pueden verse en las profundidades del valle que nunca verías desde las cimas de las montañas; hay glorias que se ven en Pisgá, espectáculos maravillosos que se contemplan cuando por fe nos paramos en Tabor, pero también hay bellezas que se ven en nuestros Getsemaní y algunas flores maravillosamente atractivas hay que recogerlas en el borde de la guarida de los leopardos. Los hombres nunca se volverán grandes en divinidad hasta que se hayan vuelto grandes en el sufrimiento. «Ah», dijo Lutero, «la aflicción es el mejor libro de mi biblioteca». Y déjame añadir que la mejor hoja del libro de la aflicción es la más negra de todas las hojas, la hoja llamada depresión, cuando el espíritu se hunde dentro de nosotros y no podemos soportar como quisiéramos.
Los que han estado en la recámara de la aflicción saben cómo consolar a los que están allí. No creas que cualquier hombre se convertirá en médico a menos que camine los hospitales y estoy seguro de que nadie se convertirá en eclesiástico o en consolador a menos que yazga en el hospital así como que camine por él y tenga que sufrir él mismo.

A través de la Biblia en un año: Jonás 1-4

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

viernes, 19 de diciembre de 2014

19 de diciembre - EL QUE NOS RESCATA

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Salmos 46:1.

Ahora, amados amigos, si alguno de ustedes está pasando por grandes dificultades y problemas, tentado a hacer el mal, e incluso más, presionado a hacerlo, y si hace lo correcto, pareciera como si fuera un gran perdedor y tremenda víctima, crean esto: Dios te puede liberar. Él puede impedir que sufras lo que supones que debes sufrir, y si no lo impide, puede ayudarte a soportarlo y en un breve tiempo puede convertir todas tus pérdidas en ganancias, todos tus sufrimientos en felicidad. Él puede hacer que lo peor que te suceda se convierta en lo mejor que te haya sucedido jamás. Si estás sirviendo a Dios, estás sirviendo a un Ser omnipotente y ese Ser omnipotente no te abandonará en tiempos de dificultad, sino que vendrá a rescatarte. Muchos de nosotros podemos decir con Pablo: «Pero eso sucedió para que no confiáramos en nosotros mismos sino en Dios, que resucita a los muertos. Él nos libró y nos librará de tal peligro de muerte. En él tenemos puesta nuestra esperanza, y él seguirá librándonos» (2 Corintios 1:9-10). El Señor nos ha ayudado en el pasado, nos está ayudando en el presente y creemos que nos ayudará hasta el final. Él también te ayudará si tan solo sigues su Palabra y mediante una fe sencilla haces lo correcto. Creo que tenemos razones para esperar interposiciones de la providencia para ayudarnos cuando se nos llama a sufrir por amor a Cristo.

A través de la Biblia en un año: Abdías

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

jueves, 18 de diciembre de 2014

18 de diciembre - RECONCILIACIÓN PERFECTA

Por eso Cristo es mediador de un nuevo pacto, para que los llamados reciban la herencia eterna prometida, ahora que él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto. Hebreos 9:15.


La reconciliación que vino mediante Cristo es absolutamente perfecta. Quiere decir vida eterna. Si ahora Jesús te reconcilia con Dios, nunca más pelearás con Dios ni Dios contigo. Si el Mediador quita el motivo de la contienda, tu pecado y tu maldad, lo quitará para siempre. Él echará tus iniquidades en las profundidades del mar, haciendo desaparecer tus pecados como una nube y como una nube densa tus transgresiones. Traerá tal paz entre Dios y tú que él te amará para siempre y tú lo amarás para siempre, y nada te separará del amor de Dios que es en Cristo nuestro Señor. He escuchado de ciertos remiendos que vuelven a pegar las piezas de los platos rotos de tal manera que se dice que estos son más fuertes de lo que eran antes de romperse. No sé cómo podrá ser eso. Pero esto sé: la unión entre Dios y el pecador, reconciliados mediante la sangre de Cristo, es más cercana y más fuerte que la unión entre Dios y el Adán de antes de su caída. Aquella se rompió de un solo golpe, pero si Cristo te une al Padre mediante su preciosa sangre, él te mantendrá allí con el fluir de su gracia en tu alma; porque, ¿quién nos separará del amor de Dios que es en Cristo Jesús nuestro Señor? Aférrate a Cristo como mediador, confiemos en él y que él traiga la paz entre Dios y nosotros. ¡Y a su Nombre sea la gloria por siempre y siempre!

A través de la Biblia en un año: Amós 7-9

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

17 de diciembre - LA TUMBA DE LA ESPERANZA LEGAL

Ahora bien, sabemos que todo lo que dice la ley, lo dice a quienes están sujetos a ella, para que todo el mundo se calle la boca y quede convicto delante de Dios. Por tanto, nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley; más bien, mediante la ley cobramos conciencia del pecado. Romanos 3:19-20.

Si un hombre no hace nada malo, no obstante, no hace lo bueno, es culpable. La omisión es un verdadero defecto, así como lo es la perpetración. Si has omitido, en cualquier momento, amar al Señor tu Dios con toda la fuerza e intensidad de tu naturaleza, si has omitido en cualquier grado el amar a tu prójimo como a ti mismo, has cometido una infracción de la ley. No obedecer es desobedecer. ¿Quién puede alegar inocencia si esto es así? ¡Cuán hiriente es la oración: «Maldito el que no practica fielmente todo lo que está escrito en el libro de la ley»! (Gálatas 3:10, énfasis del autor). Es un pasaje terrible. Me parece a mí que cierra la puerta de las esperanzas mediante las obras, sí, la cierra con clavos. Yo bendigo a Dios porque cierra la puerta de manera eficaz, porque si hubiera una media oportunidad de pasar por ella, todavía veríamos a los hombres luchando por entrar. La salvación por medio de uno mismo es la esperanza querida del hombre: la salvación mediante las obras, los sentimientos o alguna otra cosa propia es la falsa ilusión favorita de los pecadores. Podemos bendecir a Dios porque ha puesto una piedra enorme en la entrada de la tumba de la esperanza legal. Él ha quebrado como con vara de hierro el vaso terrenal que contenía los tesoros de nuestra jactancia. «Nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley» (Romanos 3:20).

A través de la Biblia en un año: Amós 4-6

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

martes, 16 de diciembre de 2014

16 de diciembre - MÁS ALLÁ DE LA COMPRENSIÓN

Oh Señor, ¡cuán imponentes son tus obras, y cuán profundos tus pensamientos! Salmos 92:5.

Es muy cierto que los mejores pensamientos: los más lógicos, los más originales, los más correctos que hayas tenido jamás, no son dignos de compararse con los pensamientos de Dios. Mira a la naturaleza. Las cosas que ves en la naturaleza fueron, primero, un pensamiento en la mente de Dios y él los plasmó. ¿Alguna vez tuviste pensamientos como los que tuvo Dios en la creación? Miras a las estrellas y en tus pensamientos estas son como meros puntos de luz. Sus pensamientos no son tus pensamientos porque cuando miras por el telescopio descubres que estas son orbes majestuosas y apenas puedes entender en tu cabeza la gran idea que Dios tiene del cielo.
Lo mismo sucede en tu mente con respecto al futuro. Lee las profecías y mira lo que todavía está por ocurrir. Los pensamientos de Dios acerca de un cielo nuevo y de una tierra nueva ¡cuán por encima de los nuestros! Todavía no podemos entender el libro de Apocalipsis, que nos da parte del pensamiento de Dios acerca del futuro. Tenemos que esperar hasta que los hechos lo expliquen porque los pensamientos de Dios están por encima de los nuestros. ¡Vaya!, toma un asunto sencillo como la resurrección de los muertos. Enterramos a los que parten y sus cuerpos se disuelven. El pensamiento de Dios es que estos se levantarán de nuevo. La semilla se convertirá en flor. Los pensamientos de Dios están mucho más allá de cualquier pensamiento que pueda surgir en tu alma.

A través de la Biblia en un año: Amós 1-3

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

lunes, 15 de diciembre de 2014

15 de diciembre - EL PESO DEL PECADO

Que abandone el malvado su camino, y el perverso sus pensamientos. Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios, que es generoso para perdonar, y de él recibirá misericordia. «Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos afirma el Señor». Isaías 55:7-8.


Al principio los hombres tienen ideas muy bajas del pecado. Es algo insignificante, un simple error, un fallo al juzgar, un pequeño extravío, pero cuando el Espíritu Santo empieza a tratar con ellos, el pecado llega a ser una carga intolerable, algo aterrador, lleno de horror y consternación. Mientras más los hombres conocen del mal del pecado, más atónitos se quedan al pensar que alguna vez hayan encontrado algún placer en este o que puedan haberlo justificado de alguna manera. Ahora bien, es bueno que los hombres comiencen a ver la verdad acerca de sí mismos, porque incluso si esa verdad los hace pedazos, es bueno que se liberen del dominio de la falsedad.
El pecado es grande, y por esa razón el pecador piensa que no puede ser perdonado, como si midiera al Señor por su pecado e imaginara que su pecado es mayor que la misericordia de Dios. De ahí que nuestra dificultad con los hombres que están realmente despiertos sea elevar sus pensamientos acerca de la misericordia de Dios en proporción con la idea elevada que tienen de la grandeza del pecado. Mientras no sienten su pecado, dicen que Dios es misericordioso y hablan con mucha ligereza de este, como si el perdón fuera algo trivial. Pero cuando sienten el peso del pecado, entonces creen que es imposible que este se pueda perdonar. En nuestro texto Dios muestra condescendencia para ayudar al pecador a creer en el perdón elevándole su idea acerca de Dios. Debido a que Dios es infinitamente superior al hombre, él puede perdonar abundantemente.

A través de la Biblia en un año: Joel 1-3

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Conferencia Esclavo Sesion 1

Conferencia Esclavo Sesion 2

Conferencia Esclavo Sesión 3

Un hombre está en peligro cuando NO SE DA CUENTA que está en peligro. Muchas veces en nuestra cultura algunos cristianos caminan en una amistad con el mundo y no se dan cuenta de CUAN PELIGROSO es el mundo…

14 de diciembre - LA ENEMISTAD DE DIOS

Yo estuve a punto de caer, y poco me faltó para que resbalara. Sentí envidia de los arrogantes, al ver las prosperidad de esos malvados. Salmos 73:2-3.

Cuando Dios se convierte en el enemigo de un hombre y lucha contra él, este está en un gran aprieto. Con otros enemigos podemos luchar con alguna esperanza de tener éxito, pero no con el Omnipotente. Enemistarse con otros es aflicción, pero enemistarse con Dios es destrucción. Si él resulta ser nuestro enemigo, entonces todo se vuelve en nuestra contra. «Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra?» (Romanos 8:31). Pero, si Dios está en contra de nosotros, ¿quién puede estar de nuestra parte?
Los hombres pudieran intentar persuadirse de que a Dios no le importa, que no tiene importancia para él cómo actúen los hombres, ya sea que guarden o quebranten sus leyes. Los hombres pudieran alegar que él «es bondadoso con los ingratos y malvados» (Lucas 6:35), y que lo mismo les sucede tanto a los justos como a los malvados; y por el momento así parece en verdad. La limitación de nuestra vista hasta puede asegurarnos que los impíos prosperan y se llevan la mejor parte, pero esto es solo debido a nuestra ceguera.
Dios detesta el pecado ahora y siempre. No sería Dios si no fuera así. Dios siente una justa indignación contra toda clase de mal: esto motiva la ira en su Espíritu. Algunos creen en un Dios impasible pero no hay duda alguna de que al Dios de la Biblia nunca se le describe así. Las Santas Escrituras lo presentan a la manera de los hombres. Si lo presentaran a la manera de Dios, ni tu ni yo podríamos entender nada de esa descripción; pero según se nos presenta en las Escrituras, el Señor advierte el pecado, lo siente, se enoja con él, el pecado lo irrita y su Espíritu Santo se exaspera ante la rebelión de los hombres.

A través de la Biblia en un año: Oseas 12-14

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

sábado, 13 de diciembre de 2014

La verdadera historia de Navidad By John Macarthur

13 de diciembre - NUESTRO MAYOR GOZO

Hacia ti dirijo la mirada, hacia ti, cuyo trono está en el cielo. Salmos 123:1.


Es muy triste que la gente entre en casa de cualquier hombre y vean todo menos al hombre mismo. Admiran sus alfombras, se regocijan por la regularidad con que se sirven las comidas, ven que hay ciertas leyes que hacen provisiones para el desayuno y la cena de toda la familia; aprueban las «leyes» que mantienen limpia la casa y las «leyes» que la han decorado y las «leyes» que gobiernan todo. Pero, ¿dónde está el amo que hace todas esas leyes? Por desgracia, ¡no quieren verlo! Les gusta ver lo que él ha provisto, les gusta sentarse con sus piernas bajo sus mesas de caoba, pero no quieren ver al amo de la casa. Sin duda, eso debe surgir de una falta de comprensión. Cuando me quedo con un amigo, me complacen sus atenciones pero quiero pasar tanto tiempo como sea posible con él. Es el anfitrión, y no su comida, lo que constituye el verdadero gozo de la visita; y en el mundo es el mismo Dios, y no sus leyes, ni los productos de estas, lo que nos proporciona el mayor gozo. Al igual que sería insensato el que hace una visita y se olvida comunicarse con su amigo y solo se fija en su casa y en los terrenos, así es más que insensato el que, en este mundo inigualable, lo ve todo excepto a aquel que está en todas partes y que lo hizo todo. Esto es ciertamente una necedad.

A través de la Biblia en un año: Oseas 9-11

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

viernes, 12 de diciembre de 2014

12 de diciembre - DESDE LA JUVENTUD

Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. Proverbios 22:6.

Está bien reclamar al pródigo, pero es mejor aún salvarlo de que alguna vez se convierta en pródigo. Es algo digno de alabanza el recuperar al ladrón y al borracho, pero es mucho mejor actuar para que el niño nunca se convierta en un ladrón o en un borracho; por tanto, la instrucción de la Escuela Dominical ocupa un lugar prominente en la lista de las empresas filantrópicas y los cristianos deben ser muy vehementes en esta. Aquel que convierta a un niño del error de su camino evita y también cubre una multitud de pecados.

Y, además, le da a la iglesia la esperanza de estar amueblada con los mejores hombres y mujeres. Los Samuel y Salomón de la iglesia se hacen sabios en su juventud; los David y los Josías tenían buen corazón en sus años jóvenes. Lee las vidas de los ministros más eminentes y por lo general descubrirás que su historia cristiana comenzó temprano. Aunque no es absolutamente necesario, no obstante, es altamente propicio para el crecimiento de un carácter cristiano bien desarrollado que su cimiento esté puesto sobre la base de una piedad juvenil. No espero ver que aquellos que han vivido una vida de pecado edifiquen de manera ordinaria las iglesias de Jesucristo sino que sean hombres y mujeres jóvenes, criados en medio de esta, en el temor y la exhortación del Señor, que se conviertan en los pilares de la casa de nuestro Dios. Si queremos cristianos fuertes, debemos mirar a aquellos que fueron cristianos en su juventud.

A través de la Biblia en un año: Oseas 5-8

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

jueves, 11 de diciembre de 2014

11 de diciembre - SOMBRA CELESTIAL

Nuestro querido hermano Tíquico, fiel servidor y colaborador en el Señor, les contará con detalle cómo me va. Colosenses 4:7.

Conozco a algunos santos de Dios que viven muy cerca de él y son evidentemente un árbol de vida porque su misma sombra consuela y refresca a muchas almas cansadas. He sabido que los jóvenes, los probados y los abatidos, van a ellos, se sientan bajo su sombra y cuentan la historia de sus problemas y después sienten una rica bendición al recibir su simpatía cuando se les habla de la fidelidad del Señor y se les ha guiado en el camino de la sabiduría. Hay unos pocos hombres buenos en este mundo a quienes conocer es hacerse rico. Su carácter es un árbol vivo y verdadero, no es un simple poste de la madera muerta de la doctrina que lleva una inscripción y que se está pudriendo, sino que es vital, organizado, produce fruto, una planta que el Señor ha plantado con su mano derecha.
Algunos santos no solo dan consuelo a otros sino que además les entregan alimento espiritual. Los cristianos bien preparados se convierten en padres y madres de lactancia, fortalecen a los débiles y vendan las heridas de los desconsolados. Así también las obras fuertes, valientes y generosas de los cristianos generosos son un gran servicio para sus compañeros cristianos y tienden a elevarlos a un nivel superior. Uno se siente refrescado al ver cómo actúan, su paciencia en el sufrimiento y su valor en el peligro, su santa fe en Dios, sus rostros felices durante la prueba, todas estas cosas te dan ánimo en tus propios conflictos. El ejemplo del creyente santificado actúa de mil maneras para sanar y consolar a sus hermanos y ayuda a elevarlos por encima de la ansiedad y la incredulidad.

A través de la Biblia en un año: Oseas 1-4

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.