Versículo para hoy:

martes, 29 de julio de 2014

Conferencia Esclavo Sesion 1

Conferencia Esclavo Sesion 2

Conferencia Esclavo Sesión 3

Un hombre está en peligro cuando NO SE DA CUENTA que está en peligro. Muchas veces en nuestra cultura algunos cristianos caminan en una amistad con el mundo y no se dan cuenta de CUAN PELIGROSO es el mundo…

Unidad: no llamemos diversidad a la confusión





29 de julio – DESTINO Y ELECCIÓN

En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado. Efesios 1:4-6.

Está claro que la voluntad divina se cumplirá y, a la vez, los hombres tienen libre albedrío. «No entiendo eso», dice alguien. Mi querido amigo, yo debo decir lo mismo: tampoco lo entiendo. He conocido a muchos que pensaban que lo entendían todo, pero creo que tenían una opinión de sí mismos más elevada de lo que la verdad aconsejaba. Algunos de mis hermanos niegan el libre albedrío y así terminan con el asunto; otros afirman que no hay predestinación y resuelven el problema. Ya que yo no deseo terminar con el problema y no deseo obviar alguna parte de la verdad creo que ambos, la predestinación y el libre albedrío, son hechos. Cómo pueden ellos concordar, no lo sé ni me interesa, estoy satisfecho con saber lo que Dios ha escogido revelarme y, de la misma forma, contento con lo que no me revela. Ahí va: el hombre tiene libre albedrío en lo que hace, es responsable de sus acciones, y culpable cuando hace lo malo; también será castigado con justicia y si se pierde, la culpa será solo de él. Pero hay Uno que rige sobre todo y que, sin hacerse cómplice del pecado, hace posible que incluso las acciones de los hombres malvados sirvan a sus propósitos justos y santos. Cree estas dos verdades y verás cómo concuerdan en la vida diaria, aunque no seas capaz de diseñar una teoría en un papel para mostrar cómo armonizan.

A través de la Biblia en un año: Job 1-4

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

lunes, 28 de julio de 2014

LA PREGUNTA ES: ¿QUÉ TIPO DE IGLESIA QUEREMOS QUE SEA NUESTRA IGLESIA LOCAL DENTRO DE 30 AÑOS? PR. SUGEL MICHELÉN




28 de julio – LA PROVIDENCIA DIVINA

Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo. Eclesiastés 3:1.

Ahora bien, hermanos, todas las fuerzas del mal luchan contra la causa de Dios y contra la verdad y me atrevo a decir que eso está ocurriendo en este momento, porque ni el diablo ni sus demonios ni los ateos permanecen quietos, pero de esto estamos seguros: el Señor lo sabe, y tiene listos a su Ester y a su Mardoqueo para frustrar sus designios.

Cada hijo de Dios está donde él lo ha colocado con algún propósito y la aplicación práctica de este primer punto es guiarte a buscar el propósito por el que Dios te ha colocado donde estás ahora. Habías deseado otra posición donde pudieras hacer algo por Jesús: no desees nada de esto, sino sírvele donde estás. Si estás sentado a las puertas del palacio del rey, hay algo que debes hacer ahí, si ocupas el trono de la reina, hay algo para que hagas allí; no busques ser el portero o la reina, sirve a Dios desde donde estés.

Ester lo hizo bien porque actuó según le correspondía y Mardoqueo también lo hizo bien porque actuó según su condición. Me gusta pensar, mientras los observo, que a cada uno de ustedes Dios los colocó en el lugar correcto, así como un buen capitán organiza su ejército, y a pesar de que no conocemos el plan de batalla, durante el conflicto veremos que él ha colocado a cada soldado en el lugar donde debía estar. Entonces, no olvides el hecho de que Dios en su providencia coloca a sus siervos en posiciones donde los pueda utilizar.

A través de la Biblia en un año: Filemón

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

domingo, 27 de julio de 2014

27 de julio – PÍDELE Y CUÉNTALE

No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Juan 15:16.

Si no vienes a Jesús y le cuentas todo lo que hay en tu corazón, perderás su consejo y ayuda, y el consuelo que estos producen. Me imagino que ninguno de nosotros sabe lo que ha perdido en el camino, y que mucho menos podemos calcular los bienes espirituales que pudiéramos haber tenido y que hemos perdido. Hay muchos hijos de Dios que pudieran estar enriquecidos con bendiciones y, sin embargo, permanecen tan pobres como el mendigo Lázaro. Solo tienen migajas de consuelo y están llenos de dudas y temores cuando podían sentirse seguros desde hace mucho tiempo. Hay muchos herederos del cielo que están viviendo nada más de la cáscara del alimento del evangelio cuando podían estar participando de los manjares de los que habla Moisés: «con natas y leche de la manada y del rebaño, y con cebados corderos y cabritos; con toros selectos de Basán y las mejores espigas del trigo» (Deuteronomio 32:14). Amados, con mucha frecuencia no tienen porque no piden, o porque no creen, o porque no confían en Jesús y no le cuentan. ¡Cuán fuerte pudiera ser el débil si acudiera a Jesús con más frecuencia! ¡Cuán rica pudiera ser el alma pobre si tomara en todo tiempo del inagotable tesoro de Cristo! Si fuéramos y habláramos con Jesús y le contáramos todo lo que está en nuestro corazón, ¿no estaríamos viviendo en los suburbios del cielo, cerca de las puertas de perlas?

A través de la Biblia en un año: Ester 8-10
FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

sábado, 26 de julio de 2014

LA MENTE PUESTA EN LA CARNE ES ENEMIGA DE DIOS - Charles H. Spurgeon

Sermón predicado el domingo 22 de Abril de 1855

             La serpiente con sus tonos atornasolados podrá dormitar en medio de las flores, y el niño puede acariciar su lomo resbaloso, pero sigue siendo una serpiente; no cambia su naturaleza aunque esté dormida. El mar es el albergue de las tormentas, aun cuando esté plácido como un lago; el trueno sigue siendo el trueno que retumba poderosamente, aunque se encuentre tan lejos que no podamos oírlo. Y el corazón, aunque no percibimos sus ebulliciones, aunque no vomite su lava, y no arroje las hirvientes rocas de su corrupción, sigue siendo el mismo temible volcán. En todo momento, a todas horas, a cada instante (digo esto según lo dice Dios), si ustedes son carnales, cada uno de ustedes es enemistad contra Dios.

Tenemos otro pensamiento relativo a la universalidad de este enunciado. Todos los designios de la carne son enemistad contra Dios. El texto dice: "Los designios de la carne son enemistad contra Dios;" esto es, todo el hombre, cada parte de él: cada poder, cada pasión. Se hacen a menudo la pregunta: "¿Qué parte del hombre fue afectada por la caída?" piensan que la caída sólo la resintieron los afectos, pero que el intelecto permaneció incólume; ellos argumentan esto sustentados en la sabiduría del hombre, y los impresionantes descubrimientos que ha hecho, tales como la ley de la gravedad, la máquina de vapor y las ciencias. Ahora, yo considero estas cosas como un despliegue insignificante de sabiduría, cuando se las compara con lo que se descubrirá dentro de cien años, y muy pequeñas comparadas con lo que se pudo haber descubierto si el intelecto del hombre hubiese permanecido en su condición original. Yo creo que la caída aplastó al hombre enteramente. Aunque cuando rodó como una avalancha sobre el poderoso templo de la naturaleza humana, algunos elementos permanecieron intactos, y en medio de las ruinas pueden encontrarse por aquí y por allá una flauta, un pedestal, una cornisa, una columna, que no están completamente quebrados, la estructura entera cayó, y sus reliquias más gloriosas son cosas caídas, hundidas en el polvo. El hombre completo está estropeado.  "Click aquí" para leer el sermón completo...

Fuente: http://www.spurgeon.com.mx/ por Allan Román

El Calvinista - poema por John Piper - subtitulado



FUENTE: DesiringGod

26 de julio – DEJA QUE DIOS TE GUÍE

Los gabaonitas, al darse cuenta de cómo Josué había tratado a las ciudades de Jericó y de Hai, maquinaron un plan. Enviaron unos mensajeros, cuyos asnos llevaban costales viejos y odres para el vino, rotos y remendados. Josué 9:3-4.

Pienso que nuestras pruebas provienen, con frecuencia, por asuntos que no hemos llevado ante el Señor e incluso más, estoy seguro que cometemos los mayores errores en aquellos asuntos que consideramos más simples y que no llevamos al Señor, que en los que sí llevamos a él. Los gabaonitas engañaron a los hombres de Israel porque llevaban costales viejos y odres rotos y remendados, y los israelitas dijeron: «Está claro que estos hombres tienen que haber venido desde muy lejos para tener sus cosas así», de modo que hicieron un pacto con ellos sin buscar la voluntad del Señor. De no haberles parecido todo tan claro, habrían ido al Señor en busca de dirección, y él los habría guiado de forma correcta. Te equivocas cuando piensas que puedes ver tu camino, pero cuando no puedes ver tu camino y confías en que Dios te guiará por una senda que no conoces, irás bien. Estoy persuadido de que el asunto más simple y trivial que no llevamos a Cristo se convertirá en un problema, mientras que el más intrincado laberinto, bajo la dirección de Jesucristo, será un camino seguro para los pies de todos los que confían en la sabiduría infalible de su Señor y Salvador.

A través de la Biblia en un año: Ester 4-7

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

viernes, 25 de julio de 2014

Si se destruyen los cimientos – Episodio 2

Si se destruyen los cimientos – Episodio 1

25 de julio – ¿PUEDE DIOS OLVIDAR?

Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados y anular la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa, clavándola en la cruz. Colosenses 2:13-14.
¿Cómo es que Dios no puede ver ningún pecado en los creyentes, si él ve todas las cosas? Esto es un dilema que muchos no comprenden. Dios está en todas partes y todas las cosas están ante sus ojos que todo lo ven, sin embargo, dice: «En aquellos días se buscará la iniquidad de Israel, pero ya no se encontrará. En aquel tiempo se buscarán los pecados de Judá, pero ya no se hallarán» (Jeremías 50:20). Me arriesgo a decir que ni siquiera Dios puede ver lo que ya no existe, ni siquiera sus ojos pueden ver algo que no está y eso es lo que sucede con el pecado de aquellos que han creído en Jesús: ha dejado de ser. Dios mismo ha declarado: «No me acordaré más de su pecado». Pero, ¿puede Dios olvidar? Por supuesto que sí, pues dice que lo hará. Daniel recibió la descripción de la obra del Mesías con estas memorables palabras: «poner fin a sus transgresiones y pecados, brindar perdón por su maldad, establecer para siempre la justicia» (Daniel 9:24). Bueno, entonces hay un final para el pecado, según esta otra declaración divina, llena de gracia: «He disipado tus transgresiones como el rocío, y tus pecados como la bruma de la mañana» (Isaías 44:22). Así que se han ido, han dejado de ser, Cristo los ha cancelado y, por tanto, Dios ya no los ve. ¡Qué gran esplendor el del perdón que Dios ha otorgado a los creyentes, al barrer todos sus pecados para siempre!

A través de la Biblia en un año: Ester 1-3

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

jueves, 24 de julio de 2014

24 de julio – LA FE QUE SALVA

Sin embargo, alguien dirá: «Tú tienes fe, y yo tengo obras». Pues bien, muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré la fe por mis obras. ¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnífico! También los demonios lo creen, y tiemblan. Santiago 2:18-19.

Si yo digo que creo en Dios pero continúo viviendo en pecado de una manera voluntaria y consciente, entonces mi fe es inferior a la de los demonios, porque ellos «creen, y tiemblan». Hay algunos hombres que profesan creer en Dios pero no tiemblan ante él sino que se comportan de forma indebida y presuntuosa. Ese no es el tipo de fe que salva el alma. La fe que salva es la que produce buenas obras, la que lleva al arrepentimiento o la que viene acompañada de esas buenas obras y la que conduce al amor a Dios, a la santidad y a un deseo de ser hechos como el Salvador. Las buenas obras no son la raíz de la fe, pero son su fruto. Una casa no descansa en las tejas de su techo, sin embargo, no puedes vivir en ella si no tiene techo. Del mismo modo nuestra fe no descansa en las buenas obras pero sería una fe pobre e inútil si no tuviera algo del fruto del Espíritu para probar que proviene de Dios. Jesucristo nos dice cómo un hombre puede llegar a ser santo como Dios es santo y, a pesar de eso, nunca hablar acerca de su santidad ni soñar en confiarse de esta. Debemos vivir como si fuéramos a ser salvos por medio de nuestras buenas obras pero sin tener confianza alguna en ellas, sino considerarlas como como basura, para ganar a Cristo y permanecer en él, no por nuestra propia justicia, que es la de la ley, sino por aquella que proviene de la fe en Jesucristo, la justicia que es de Dios por fe.

A través de la Biblia en un año: Tito 1-3

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

miércoles, 23 de julio de 2014

23 de julio – ALIMÉNTATE DE LA PALABRA DE DIOS

¡Cuánto amo yo tu ley! Todo el día medito en ella. Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos porque me pertenecen para siempre. Tengo más discernimiento que todos mis maestros porque medito en tus estatutos. Salmos 119:97-99.

Nada puede nutrir mejor el alma del creyente que el alimentarse de la Palabra y digerirla por medio de la meditación frecuente en ella. No es de extrañarse que algunos crezcan tan poco si meditan tan poco. Debemos tomar la verdad y repasarla una y otra vez en las partes más recónditas de nuestro espíritu y así sacaremos de ella la esencia divina que nos alimenta. Para ti, ¿no es la meditación tu tierra de Gosén? Si los hombres una vez dijeron: «Hay grano en la tierra de Egipto», ¿por qué no pueden siempre decir que lo mejor del trigo se encuentra en la oración secreta? La devoción privada es una tierra que fluye leche y miel, un paraíso que tiene toda clase de frutas, una casa de banquetes con vinos a elección. ¿Dónde podemos alimentarnos y descansar en verdes pastos de una forma tan dulce como lo hacemos cuando meditamos en la Palabra? La meditación destila la quintaesencia de las Escrituras y llena nuestra boca de una dulzura que excede la de la miel virgen que destila el panal. Tus tiempos de retiro y de oración deben ser tus pasatiempos reales o, al menos, tiempos de renovación en los que, al igual que los cosecheros al mediodía, te sientes con Booz y comas de la provisión generosa de tu Maestro.

A través de la Biblia en un año: Nehemías 11-13
FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

martes, 22 de julio de 2014

"La Paciencia de Jesús" Ps: Sugel Michelén

22 de julio – LA VIDA DE GOZO

En resumidas cuentas, ¿cuál es nuestra esperanza, alegría o motivo de orgullo delante de nuestro Señor Jesús para cuando él venga? ¿Quién más sino ustedes? Sí, ustedes son nuestro orgullo y alegría. 1 Tesalonicenses 2:19-20.

Los que confían en Dios y lo siguen tienen otra gran recompensa, la bendición de hacer el bien. ¿Puede alguna otra cosa hacernos más felices? Este gozo es un diamante de la mejor calidad. Iguala, si puedes, el gozo que produce ayudar al huérfano o la viuda. ¡Busca algo que produzca tanto gozo como el salvar un alma de la muerte y cubrir multitud de pecados! Valdría la pena tener fe en Dios, incluso si viviéramos aquí para siempre, si nuestra vida estuviera dedicada a hacer el bien al pobre y al necesitado, y a rescatar a los equivocados y a los caídos. Si deseas probar el gozo más puro que fluye de las fuentes del paraíso, prueba la bendición inagotable de salvar un alma perdida. Cuando la fe en Dios te enseña a negarte a ti mismo y vivir por completo para glorificar a Dios y beneficiar a tus semejantes, te colocas en el camino del Señor y de sus ángeles, y al seguirlo, reinarás en él.

Pienso, hermanos, que nuestra suerte es mucho mejor que la del más rico emperador, si este no conoce al Salvador. ¡Ay, pobres reyes, pobres príncipes, pobres nobles, pobres ricos que no conocen a Cristo! ¡Pero dichosos los pobres que lo conocen! ¡Felices los esclavos que lo aman! ¡Felices los hombres y mujeres moribundos que se regocijan en él! Ellos tienen un gozo perpetuo y un continuo placer porque Dios es el todo de su vida.

A través de la Biblia en un año: Nehemías 8-10

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

lunes, 21 de julio de 2014

21 de julio – LA MAYOR RECOMPENSA

El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras. 1 Tesalonicenses 4:16-18.

¿Cuál es la mayor recompensa de aquellos que se refugian bajo las alas de Dios? Yo respondo que obtendremos la mayor recompensa el día que dejemos estos cuerpos de carne y hueso, para que duerman en Jesús, mientras que nuestro espíritu deje el cuerpo para estar presente ante el Señor. En este estado incorpóreo disfrutaremos una perfecta armonía de espíritu, pero recibiremos una recompensa aún mayor cuando el Señor venga por segunda vez y nuestros cuerpos se levanten de entre los muertos para formar parte del glorioso reino del Rey que ha descendido. Entonces, en nuestra humanidad perfecta, veremos el rostro de aquel que amamos y seremos como él. Entonces vendrá la adopción, cuando nuestro cuerpo será redimido para estar en cuerpo, alma y espíritu, la trinidad en unidad, para siempre con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, nuestro Dios trino. Esta bendición inimaginable es la plena recompensa por confiar bajo las alas de Jehová.

A través de la Biblia en un año: Nehemías 4-7

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

domingo, 20 de julio de 2014

20 de julio – INTERÉSATE EN LOS NUEVOS CONVERTIDOS

Los fuertes en la fe debemos apoyar a los débiles, en vez de hacer los que nos agrada. Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo. Romanos 15:1-2.

A ustedes que han sido creyentes en Cristo Jesús durante mucho tiempo, que tienen mucha experiencia, que conocen el amor y la fidelidad de nuestro Dios de los pactos y que son fuertes en el Señor y en el poder de su fuerza, quiero pedirles que busquen a los nuevos convertidos y les hablen palabras buenas y adecuadas, que puedan animarlos y fortalecerlos. ¿Por qué somos tan reticentes cuando una palabra pudiera hacer que nuestro hermano más débil se regocijara? Por lo tanto, les ruego a todos ustedes, a los que Dios ha bendecido en gran manera, que velen por aquellos que tienen un bajo nivel en las cosas espirituales y traten de alegrarlos y animarlos. Mientras lo hacen, Dios, en cambio, los bendecirá, pero si descuidan ese hermoso deber, pudiera suceder que ustedes mismos lleguen a sentirse desesperados y necesiten un amigo que los anime.

Con toda certeza veríamos un crecimiento más rápido en la gracia entre los nuevos convertidos si los cuidáramos y los alimentáramos mejor. Algunos de nosotros les debemos mucho a los cristianos más viejos y experimentados que conocimos en nuestros comienzos. Yo soy un ejemplo. Busquemos que se diga de nosotros, cuando también envejezcamos, que ayudamos a aquellos que eran niños cuando nosotros éramos jóvenes a convertirse en personas útiles en sus años maduros.

A través de la Biblia en un año: Nehemías 1-3

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.