Versículo para hoy:

domingo, 31 de agosto de 2014

¡Oremos, oremos, oremos!


31 de agosto – HASTA TOMÁS SE CONVENCIÓ

Tomás, al que apodaban el Gemelo, y que era uno de los doce, no estaba con los discípulos cuando llegó Jesús. Así que los otros discípulos le dijeron: -¡Hemos visto al Señor! –Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré –repuso Tomás. Juan 20:24-25.

Si me dijeras que la resurrección del Señor la presenciaron hombres que estaban preparados para creerla, te diría que estás completamente equivocado. Ni uno de los discípulos se dio cuenta del significado de la profecía del Señor donde explicaba que se levantaría de entre los muertos. Era difícil que alguno captara la idea. En Tomás vemos a un hombre que era bastante difícil de convencer, un hombre tan obstinado que era capaz de pensar que sus diez amigos, con quienes había estado durante años, podían engañarlo. Ahora bien, si tuviera que atestiguar la veracidad de algún hecho, me gustaría llamar al estrado a alguien que fuera reconocido por ser desconfiado y escéptico. Me sentiría feliz al dar con alguien que dudara y desconfiara, pero que a la larga se sintiera abrumado por las evidencias que lo llevaron a creer. Estoy seguro que tal hombre expondría su testimonio con toda convicción, como lo hizo Tomás cuando exclamó: «Mi Señor y mi Dios». No podemos tener un mejor testigo del hecho de la resurrección del Señor que este frío, cauteloso, prudente y reflexivo Tomás, quien llegó a tener una certeza absoluta.

A través de la Biblia en un año: Salmos 65-68

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

sábado, 30 de agosto de 2014

¿Qué tan bueno tengo que ser para ir al cielo?

30 de agosto - REUNÁMONOS

Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca. Hebreos 10:23-25.

El primer día de la semana, cuando los apóstoles se reunieron después que el Señor resucitó, Tomás fue el único ausente de los once discípulos. Tomás estaba allí el segundo día del Señor, y de los once él era el único que dudaba. No soy capaz de decir cuánto influyó el hecho de haber estado ausente en la primera reunión para que ahora dudara, pero parece bastante probable que de haber estado allí el primer día, habría disfrutado la misma experiencia que los otros diez y había podido decir como ellos: «Hemos visto al Señor». No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, porque no podemos imaginar cuántas cosas nos perderíamos si no lo hiciéramos. Aunque nuestro Señor se puede revelar a individuos en la soledad como lo hizo con María Magdalena, por lo general se revela a dos o tres; más que todo, se complace en estar en la reunión de sus siervos. El Señor se siente más en casa cuando de pie en medio de su pueblo dice: «Paz a ustedes». No dejemos de reunirnos con nuestros hermanos en la fe. Por mi parte, las reuniones del pueblo de Dios me son muy queridas. Donde Jesús hace sus visitas, allí estaré yo.

A través de la Biblia en un año: Salmos 61-64

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

viernes, 29 de agosto de 2014

29 de agosto – DIOS BENDECIRÁ

En cuanto a los que eran reconocidos como personas importantes –aunque no me interesa lo que fueran, porque Dios no juzga por las apariencias–, no me impusieron nada nuevo. Al contrario, reconocieron que a mí se me había encomendado predicar el evangelio a los gentiles, de la misma manera que a Pedro predicarlo a los judíos. El mismo Dios que facultó a Pedro como apóstol de los judíos me facultó también a mí como apóstol de los gentiles. En efecto, Jacobo, Pedro y Juan, que eran considerados columnas, al reconocer la gracia que yo había recibido, nos dieron la mano a Bernabé y a mí en señal de compañerismo, de modo que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los judíos. Gálatas 2:6-9.

¡Oh, qué gran misericordia es que las imperfecciones de nuestro ministerio no nos impidan que Dios nos use para salvar a las almas! Si así no fuera, ¡qué poco bien se haría en el mundo! El Sr. Juan Wesley predicó con gran énfasis un punto de vista del evangelio, y Guillermo Huntingdon predicó otro punto de vista diferente. Estos dos hombres habrían sentido un horror santo el uno hacia el otro y se habrían censurado el uno al otro muy concienzudamente, sin embargo, ningún hombre racional se atrevería a decir que las almas no se salvaron bajo el ministerio de Juan Wesley o bajo el de Guillermo Huntingdon, ya que Dios los bendijo a los dos. Ambos ministerios eran imperfectos pero ambos eran sinceros y fueron útiles. Así sucede con nuestros testimonios. Todos son imperfectos, llenos de exageraciones de una verdad y comprensiones erróneas de otra, pero siempre que prediquemos del verdadero Cristo que Moisés y los profetas anunciaron, nuestros errores serán perdonados y Dios bendecirá nuestro ministerio, a pesar de cada desperfecto.

A través de la Biblia en un año: Salmos 57-60

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

jueves, 28 de agosto de 2014

PERMANECIENDO EN LA VID - Dr. John MacArthur

28 de agosto – TU NICHO

El ojo no puede decirle a la mano: «No te necesito». Ni puede la cabeza decirle a los pies: «No los necesito». Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles son indispensables, y a los que nos parecen menos honrosos los tratamos con honra especial. 1 Corintios 12:21-23.

Ahora tú, joven, si te vuelves diligente en la distribución de tratados, en la asistencia a la Escuela Dominical, es posible que puedas llegar a ser un ministro; pero si te detienes y no haces nada hasta que no lo puedas hacer todo, permanecerás inservible, serás un impedimento para la iglesia en vez de una ayuda para ella. Queridas hermanas en Jesucristo, ninguna de ustedes debe pensar que está en una posición en la cual no pueden hacer nada. Eso es un enorme error que Dios nunca cometería. Debes tener algún talento y algo que hacer que nadie más puede hacer. En toda esa estructura que es el cuerpo humano cada pequeño músculo y cada pequeña célula tiene sus propias características y su función; y aunque algunos médicos han dicho que podemos prescindir de este o de aquel órgano, pienso que ni una fibra de todo el diseño de la naturaleza humana se puede desechar, se requiere todo el material. Así sucede con el cuerpo místico, la iglesia, hasta el miembro más pequeño es necesario; el miembro más insignificante de la iglesia cristiana es necesario para su crecimiento. Pídele a Dios que te diga lo que hay en tu nicho y permanece en él, ocupando tu lugar hasta que Jesucristo venga y te dé tu recompensa.

A través de la Biblia en un año: Salmos 53-56

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

miércoles, 27 de agosto de 2014

27 de agosto – UN ARMA MUY VALIOSA

Pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. 2 Corintios 10:3-4.

Intercede por tus amigos. Ruega a Cristo por ellos, menciona sus nombres en tus constantes oraciones, establece tiempos especiales para rogar a Dios por ellos. Deja que el caso de tu querida hermana llegue a los oídos del Mediador, una y otra vez repite el nombre de tu querido hijo en tus intercesiones. Como Abraham rogó por Ismael, así deja que tu ruego se levante por aquellos que te rodean, de modo que el Maestro los visite en su misericordia. La intercesión es traer las almas a Cristo, y esto lo podrás hacer incluso cuando quizá ya no puedas hacer otras cosas. Aquí hay un arma muy valiosa para aquellos que no pueden predicar o enseñar: pueden empuñar la espada de dos filos que es la oración. Cuando los corazones son demasiado duros para responder a los sermones y rechazan los buenos consejos, que todavía permanezca el amor que nos mueva a rogar a Dios por ellos. Las lágrimas y los lamentos prevalecen ante el trono de misericordia y, si perseveramos allí, el Señor manifestará su gracia eterna en los espíritus más endurecidos.

A través de la Biblia en un año: Salmos 49-52

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

martes, 26 de agosto de 2014

26 de agosto – ESPACIOS DE TIEMPO

Lo que quiero decir, hermanos, es que nos queda poco tiempo. 1 Corintios 7:29.

¿Me sería posible dirigirme a cada uno de ustedes y tomarlos del brazo, y con el mayor afecto –incluso con lágrimas– rogarles en nombre de aquel a quien le deben su alma, que despierten y le rindan su servicio personal al Amado de sus corazones? No pongan excusas, porque no habrá ninguna excusa válida para quien los compró a tan alto precio. Me dirás que tu negocio requiere mucho de tu tiempo, y yo sé que es así, entonces usa tu negocio de modo que sirvas a Dios en él. Todavía quedarían algunos espacios de tiempo que podrías dedicarle a su servicio santo; habría algunas oportunidades para hacer obra de evangelismo. Algunos de ustedes no tendrían la excusa de los «negocios», ya que tienen tiempo libre. ¡Oh, les ruego que no dediquen ese tiempo libre a frivolidades, a conversaciones intrascendentes, a dormir y a autocomplacerse! El tiempo corre y los hombres perecen. Con tan horrible situación no podemos darnos el lujo de hacer concesiones. ¡Oh, si tuviera el poder de conmover el alma y el corazón de mis compañeros cristianos mediante una descripción de esta enorme ciudad que se ahoga en la iniquidad! De seguro el pecado, la tumba y el infierno son temas que crean inquietud incluso en el corazón más frío. ¡Oh, si pudiera lograr que tuvieran siempre presente al Redentor que murió en una cruz por aquellas almas que se están perdiendo! ¡Oh, si pudiera dibujar el cielo que los pecadores se están perdiendo, y su remordimiento al ver que han sido autoexcluidos!

A través de la Biblia en un año: Salmos 45-48

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

REVOLUCIÓN EN EL MUNDO DE LAS MISIONES

¡Un libro sorprendente que no podemos ni debemos ignorar!

http://www.gfa.org/librogratis/

lunes, 25 de agosto de 2014

LAS ARTES MARCIALES ESPIRITUALES 1 y 2 - Pr. Samuel Masters







25 de agosto – NEGOCIAR CON LA CONCIENCIA

Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella para nada; solo así tendrás éxito dondequiera que vayas. Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Josué 1:6-8.

La idea de que hay personas buenas en todas las sectas es muy buena, pero muchos la han pervertido y la usan como excusa para no averiguar cuáles son las verdades y las ordenanzas de Dios. Puedes estar seguro que todo aquel que tergiverse uno de los más pequeños mandamientos de Jesús y así lo enseñe a los hombres, se considerará muy pequeño en el reino de los cielos. Toda verdad es importante. Jugar con la conciencia es el pecado de la época actual. Hay hombres que hasta han ocupado el púlpito de alguna iglesia en cuyas doctrinas fundamentales no creen. Incluso, les hemos escuchado reclamar su derecho de seguir en el púlpito luego de haber negado las doctrinas de la denominación a la que pertenecen. Dios nos libre a cada uno de nosotros de tener cualquier habilidad de creer en una conciencia así. Sé justo, incluso en las cosas pequeñas. Sé preciso, pues sirves a un Dios preciso. El amor hacia los demás es una cosa, ser flojos con ustedes mismos es otra bien diferente.

A través de la Biblia en un año: Salmos 41-44

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

domingo, 24 de agosto de 2014

Viaje al interior del Estado Islámico

SEÑOR: ABRE LOS OJOS DE TU IGLESIA EN OCCIDENTE, AVIVA TU OBRA EN MEDIO DE ESTE TIEMPO 2014, PARA LA GLORIA DE CRISTO. AMÉN.
¡¡IGLESIA OCCIDENTAL: ABRE TUS OJOS Y VUELVE A TU DIOS ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE!!


Viaje al interior del Estado Islámico: Un periodista se adentra con su cámara en Raqqa, la capital siria del EI-ISIS. Así es la vida en el nuevo Califato.

24 de agosto - ¿HAS BUSCADO CON UN PROPÓSITO?

Los profetas, que anunciaron la gracia reservada para ustedes, estudiaron y observaron esta salvación. Querían descubrir a qué tiempo y a cuáles circunstancias se refería el Espíritu de Cristo, que estaba en ellos, cuando testificó de antemano acerca de los sufrimientos de Cristo y de la gloria que vendría después de estos. A ellos se les reveló que no se estaban sirviendo a sí mismos, sino que les servían a ustedes. Hablaban de las cosas que ahora les han anunciado los que les predicaron el evangelio por medio del Espíritu Santo enviado del cielo. Aun los mismos ángeles anhelan contemplar esas cosas. 1 Pedro 1:10-12.

Debemos adorar a Dios con devoción y debemos esforzarnos para adorarlo de la forma que él demanda. ¿Cuántas personas tienen un tipo de –cómo llamarlo- religión siempre feliz y a la suerte? Creen lo mismo que creyeron su mamá y su papá. Muchos de ustedes asisten a ciertos lugares de adoración, no porque hayan averiguado si la secta a la que pertenecen es verdadera o no, sino porque siguieron la corriente y allí permanecen. Cuán pocos toman la Biblia para investigarla por ellos mismos; sin embargo, ningún hombre obedece a Dios como él demanda si no hace esto. Si yo no pudiera decir con honestidad: «Soy miembro de una denominación porque he analizado las verdades que creen mis hermanos y creo que están de acuerdo con el Libro de Dios», no podría sentir que he actuado con rectitud ante el Altísimo.

A través de la Biblia en un año: Salmos 37-40
FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

sábado, 23 de agosto de 2014

LAS 10 LEYES DEL PECADO - Pr. Miguel Nuñez

Susana Wesley, madre de los hermanos Wesley, dio a su hijo John lo que considero es una de las mejores definiciones de pecado desde el punto de vista práctico. Su definición es esta:
“Pecado es cualquier cosa que debilite tu razonamiento, altere la sensibilidad de tu conciencia, oscurezca tu apreciación de Dios, o te quite la pasión por las cosas espirituales. En pocas palabras, cualquier cosa que aumente el poder o la autoridad de la carne sobre tu espíritu... eso para ti se convierte en pecado, independientemente de cuán bueno sea en sí mismo”.

23 de agosto – POR JESÚS

Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: «Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo». Mateo 25:34.

Fíjate que es como si Cristo nos dijera que las acciones que se mencionarán el día del juicio, como prueba de que somos los bendecidos por el Señor, provinieran de la gracia de Dios, porque dice: «Ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo». Ellos dieron de comer al hambriento, pero primero la gracia soberana los alimentó a ellos. Cubrieron al desnudo, pero primero el amor los cubrió a ellos. Fueron a las cárceles, pero primero la gracia liberadora los libertó de una cárcel aún peor. Visitaron a los enfermos, pero el Buen Médico, en su infinita misericordia, vino primero y los visitó a ellos. Es evidente que no pensaban que había algo de meritorio en lo que hacían, nunca pensaron que los recompensarían por ello. Cuando comparezcan ante el trono del juicio, la sola idea de que pueda haber alguna excelencia en lo que han hecho será nueva para los santos, porque tienen una idea muy pobre de sus propios actos, y lo que han hecho les parece demasiado imperfecto como para que se hable de ello. Los santos dieron de comer al hambriento y cubrieron al desnudo porque hallaban placer al hacerlo. Lo hicieron porque no pudieron evitarlo, su nueva naturaleza los movía. Lo hicieron porque su delicia era hacer el bien y era su hábitat, tanto como el agua es el hábitat del pez y el aire, del ave. Hicieron bien por amor a Cristo, porque lo más dulce que pueda existir en este mundo no se iguala a hacer algo por Jesús.

A través de la Biblia en un año: Salmos 33-36

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

viernes, 22 de agosto de 2014

22 de agosto – LA IGLESIA QUE TODO LO CONQUISTA

De Sión se dirá, en efecto: «Este y aquel nacieron en ella. El Altísimo mismo la ha establecido». Salmo 87:5.

En los primeros tiempos la iglesia era como el monte de Sión, solo una pequeña colina. ¿Qué observaron las naciones de la tierra? Vieron a un humilde Hombre con doce discípulos. Pero esa pequeña colina creció, y varios miles se bautizaron en el nombre de Jesús, continuó creciendo y se hizo poderosa. La piedra que sin manos humanas fue arrancada de la colina comenzó a quebrar los reinos en pedazos, y en la actualidad, la pequeña colina que fue Sión se ha convertido en un enorme monte. Pero comparada con los sistemas colosales de idolatría, todavía es pequeño. Los hindúes y los chinos miran nuestra religión y dicen: «Es un bebé que nació ayer; la nuestra es una religión de muchos siglos». El mundo oriental compara el cristianismo con una neblina que cubre las tierras bajas, pero imaginan que sus sistemas son como los Alpes, más altos que los cielos. Ah, pero a eso nosotros respondemos: «Tu montaña se derrumba y tu colina se disuelve, pero nuestro monte de Sión continúa creciendo y, aunque parezca algo extraño, tiene vida en sus entrañas y seguirá creciendo, tendrá que seguir creciendo hasta que todos los sistemas de idolatría sean menos que nada ante él, hasta que se derrumben los dioses falsos y se derroten los poderosos sistemas de idolatrías, entonces esta montaña se levantará sobre todos ellos y esta religión cristiana seguirá creciendo hasta que al nutrirse de aquellos antiguos seguidores de herejías e idolatrías humanas, alcance el cielo, y Dios en Cristo sea el todo en todo». Ese es el destino de nuestra iglesia, es una iglesia que todo lo conquista, que sobrepasa cualquier competidor.

A través de la Biblia en un año: Salmos 29-32

FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.

jueves, 21 de agosto de 2014

Jesús en misión de limpieza - Pr. Miguel Nuñez

21 de agosto – SOMOS SUYOS

«Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman». 1 Corintios 2:9.

¡Oh, qué gozo el de ser herederos junto con Cristo de todo lo que él posee! ¿Qué es el cielo? Es el lugar que su amor ideó, que su ingenio inventó, que su abundancia proveyó, que su realeza adornó, que su sabiduría preparó, que él mismo glorifica; en ese cielo estarás con él para siempre. Habitarás en el mismo palacio del Rey, las puertas de perlas y las calles de oro no serán demasiado buenas para ti. Ustedes los que lo aman a él habitarán para siempre con él, no cerca de él en un lugar secundario, como vive un siervo a las puertas de la mansión de su señor, sino que vivirás con él en el mismo palacio de la metrópolis del universo. En resumen, los creyentes serán identificados con Cristo. ¿Buscan al Pastor? No podrán verlo en toda su perfección a menos que esté rodeado de su rebaño. ¿Será ilustre el Rey? ¿Cómo puede ser esto si sus servidores se pierden? ¿Buscan al Novio? No pueden imaginarlo en todo el esplendor de su gloria sin su novia. ¿Será bendita la Cabeza? Eso no podría suceder si estuviera separada de los miembros. ¿Será Cristo para siempre glorificado? ¿Cómo puede serlo si pierde sus joyas? Él es un cimiento y, ¿qué sería si todo su pueblo no estuviera construido sobre él como se construye un palacio? Oh, hermanos, no habrá Cristo sin cristianos; no habrá un Salvador sin salvados; no habrá un Hermano Mayor sin hermanos menores; no habrá Redentor sin sus redimidos.

A través de la Biblia en un año: Salmos 25-28
FUENTE: Charles H. Spurgeon -Tomado del libro “A los Pies del Maestro”, Compilado por Audie G. Lewis.